Declaración de posicionamiento conjunta entre la AMWA, la EMWA, y la ISMPP sobre publicaciones depredadoras

Publicado en Julio de 2019

La Asociación Americana de Escriptura Médica (AMWA), la Asociación Europea de Escriptura Médica (EMWA), y la Sociedad Internacional para Profesionales de Publicaciones Médicas (ISMPP) reconocen los desafíos para la publicación científica impuestos por revistas depredadoras y sus editores, que usan prácticas que sabotean la calidad, la integridad, y la fiabilidad de la investigación científica publicada. Esta declaración conjunta complementa otras guías que ayudaban a definir las características de una revista depredadora.1-5

Las revistas depredadoras son una amenaza seria tanto para los científicos que publican los resultados de sus trabajos como para la literatura médica misma revisada por pares. A diferencia de las revistas legítimas de acceso libre6, las revistas depredadoras subvierten el sistema de publicación de revisión por pares con el único objetivo de obtener beneficio económico, evidenciando su despreocupación por tener un comportamiento ético.7

Organizaciones como la Asociación Mundial de Editores Médicos (WAME), el Comité sobre Ética de Publicación (COPE), el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (ICMJE), y el Consejo de Editores Científicos (CSE) apoyan unas buenas prácticas de publicación que ahora están ampliamente reconocidas.6,8-10 Las revistas depredadoras no se adhieren a estas prácticas, pero en cambio explotan el modelo de publicación llamado “Gold Open Access” (por el cual los autores pagan una cuota de publicación).11 A fin de generar ingresos, estas revistas tergiversan a propósito las prácticas de la revisión editorial y por pares, los métodos operativos de una revista, la facturación del procesamiento de artículos, la diseminación, la indexación, y el archivaje.1

La literatura científica será dañada si la publicación depredadora sigue proliferando. La investigación legítima, hecha con las mejores intenciones, será perdida si no se registra, se cita, o se hace accesible a largo plazo, y el historial científico corre el riesgo de ser corrompido.1 Pero también existen peligros para los autores, en el sentido de que sus reputaciones puedan ser dañadas como resultado de haber publicado sus trabajos en revistas depredadoras o por ser “nominados” en unas juntas editoriales sin saberlo. Además, los autores podrían encontrarse atrapados después de haber entendido que han enviado un artículo a una revista depredadora. Existe un riesgo potencial de que algunas revistas no devuelvan manuscritos enviados o que publiquen un artículo enviado, aunque el autor se haya quejado.

El enorme crecimiento del nombre de revistas científicas, incluyendo las depredadoras,12 durante los últimos 15 años puede dificultar la tarea de distinguir revistas depredadoras de “pseudo” revistas. No obstante, existen herramientas en línea para ayudar a los autores en dicho esfuerzo.1,8 Algunas características han sido identificadas como típicas de revistas depredadoras y sus editores:

  • editoriales o revistas enviando correos electrónicos que solicitan a los científicos de manera agresiva
  • un nombre de revista que suena de alguna manera conocido, pero que en realidad es una permutación enrevesada de un nombre de revista legítimo
  • una página web que no parece nada profesional, con gráficos malos, lenguaje mal usado, enlaces “muertos”, y publicidad agresiva
  • ninguna dirección con un nombre de calle o número de teléfono del país en la página web de la revista o de la editorial, o una dirección/un número de teléfono falso/s
  • una falta de indexación de la revista en un sistema de citación reconocido como PubMed13 o en un catálogo en línea legítimo como el catálogo de revistas de acceso libre (Directory of Open Access Journals (DOAJ))14
  • promesas de una revisión por pares con una rapidez poco realista, o ninguna información sobre el proceso de revisión por pares de la revista
  • cuotas para procesar un artículo que no son transparentes (pueden ser o muy altas o bajas) o que se tienen que pagar cuando se envía el artículo (eso quiere decir que no dependen del resultado de la revisión por pares)
  • declaraciones de cobertura amplia de especialidades diversas en medicina o de subespecialidades en un área particular
  • una gran cantidad de revistas fundadas hace relativamente poco y/o con tan sólo unos pocos artículos publicados, los cuales son inaccesibles o de una calidad mediocre evidenciada
  • una junta editorial con miembros de fuera de la especialidad o de fuera del país en el cual se publica la revista o incluso miembros no conocidos por alguien con experiencia de publicación en este campo
  • un sistema de envío demasiado simple con pocas preguntas y ninguna información sobre conflictos de interés o la calificación necesaria para ser autor.

Los autores no deberían escoger a propósito enviar manuscritos a revistas depredadoras para augmentar su propio historial de publicaciones, como se ha visto últimamente.15,16 Enviar manuscritos de manera consciente y deliberada a revistas depredadoras no es ético. Los escritores médicos y los editores, tanto como los científicos, tienen la responsabilidad para evaluar la integridad, la historia, las prácticas, y la reputación de las revistas adónde se envían sus trabajos de investigación.8 Animamos a todos los autores a hacer comprobaciones exhaustivas, examinando la reputación de las revistas, y enviando sus trabajos sólo a aquellas revistas que proporcionen una revisión por pares y que busquen genuinamente contribuir a la literatura científica.

La comunidad científica tiene que llegar a ser plenamente consciente del daño que puede llegar a causar publicar en revistas depredadoras y entender cómo evitarlo. La AMWA, la EMWA, y la ISMPP están comprometidas a educar a sus miembros sobre la publicación depredadora y sobre las responsabilidades de los escritores médicos y profesionales de publicación y cómo resolver este asunto significativo.

Referencias:

  1. Laine C, Winker MA. Identifying Predatory or Pseudo-Journals. World Association of Medical Editors. February 18, 2017. http://www.wame.org/identifying-predatory-or-pseudo-journals. Accessed June 18, 2019.
  2. Cabell’s Blacklist Violations. http://www2.cabells.com/blacklist-criteria. Accessed June 18, 2019.
  3. Cobey KD, Lalu MM, Skidmore B, Ahmadzai N, Grudniewicz A, Moher D. What is a predatory journal? A scoping review. Version 2. F1000Res. 2018;7:1001. DOI: 10.12688/f1000research.15256.2.
  4. Beall J. Predatory publishers are corrupting open access. Nature. 2012;489:179. DOI: 10.1038/489179a.
  5. Beall’s List of Predatory Publishers. http://openscience.ens.fr/ABOUT_OPEN_ACCESS/BLOGS/2017_01_23_Jeffrey_Beall_last_list_of_predatory_journals.pdf. Accessed June 18, 2019.
  6. Open Access Scholarly Publishers Association – Code of Conduct. https://oaspa.org/membership/code-of-conduct. Accessed June 18, 2019.
  7. International Committee of Medical Journal Editors. “Fake,” “Predatory,” and “Pseudo” Journals: Charlatans Threatening Trust in Science. http://www.icmje.org/news-and-editorials/fake_predatory_pseudo_journals_dec17.html. Accessed June 18, 2019.
  8. International Committee of Medical Journal Editors. Responsibilities in the Submission and Peer-Review Process. http://www.icmje.org/recommendations/browse/roles-and-responsibilities/responsibilities-in-the-submission-and-peer-peview-process.html. Accessed June 18, 2019.
  9. Council of Science Editors. Predatory or Deceptive Publishers – Recommendations for Caution. https://www.councilscienceeditors.org/resource-library/editorial-policies/cse-policies/approved-by-the-cse-board-of-directors/predatory-deceptive-publishers-recommendations-caution. Accessed June 18, 2019.
  10. Berger M. Everything You Ever Wanted to Know About Predatory Publishing but Were Afraid to Ask. http://www.ala.org/acrl/sites/ala.org.acrl/files/content/conferences/confsandpreconfs/2017/EverythingYouEverWantedtoKnowAboutPredatoryPublishing.pdf. Accessed June 18, 2019.
  11. Mizera K. What is Gold Open Access – useful links. https://openscience.com/what-is-gold-open-access/. Accessed June 18, 2019.
  12. Shen C, Bjork BC. 'Predatory' open access: a longitudinal study of article volumes and market characteristics. BMC Med. 2015;13:230. DOI: 10.1186/s12916-015-0469-2.
  13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed. Accessed June 18, 2019.
  14. Directory of Open Access Journals. https://doaj.org/. Accessed June 18, 2019.
  15. Moher D, Shamseer L, Cobey KD, et al. Stop this waste of people, animals and money. Nature 2017;549:23-25. DOI: 10.1038/549023a.
  16. Sharma H, Verma S. Predatory journals: the rise of worthless biomedical science. J Postgrad Med 2018;64:226-31. DOI: 10.4103/jpgm.JPGM_347_18.

Agradecimientos

Esta declaración de posicionamiento conjunta se revisó y aprobó por representantes de la AMWA, la EMWA, y la ISMPP. La preparación de esta declaración fue posible gracias a los esfuerzos de los miembros del comité de escritura (Barbara Good y Mary Kemper, AMWA; Slavka Baronikova y Julia Donnelly, EMWA; Jan Seal-Roberts y Donna Simcoe, ISMPP), y los revisores de las organizaciones (Shari Rager, AMWA; Tiziana von Bruchhausen y Beatrix Doerr, EMWA; Anna Geraci y Al Weigel, ISMPP).